Del “vamos vamos, a tope, a tope…” al entrenamiento con Seego

A la afirmación (en algunos casos resignación) “tengo que ir al gimnasio”, no es raro encontrar la compañía de la expresión y hermana pequeña: “puf”.

Ponerse en forma es duro, es un trabajo diario y exige sacrificio. Los resultados permanecen ocultos durante las primeras semanas bajo un mar de agujetas. El profano en la materia sólo escucha una frase cuando acude en busca de ayuda. Es un mantra motivacional que se repite una y otra vez: “vamos vamos, a tope a tope…”

Para los que superan las primeras semanas, el premio de una vida más sana y mejor se empieza a otear en el horizonte. Sin embargo, nubarrones en forma de rutina se suelen cruzar en el camino. ¿Llevamos el paraguas apropiado?

En Realtrack Systems lanzamos Seego, un sistema de entrenamiento por colores y monitorización grupal basado en la frecuencia cardíaca.

Sigue leyendo